domingo, 18 de abril de 2010

La India - Agra y el Taj Mahal

Hola a tod@s;

Tras los días de relax en Goa dejé a Bernal y Roberta en Delhi para irme yo de excursión en solitario durante 5 días. Desde que volví de darme la vuelta al mundo no había viajado en solitario y la verdad es que me apetecía recordar esa sensación. Siempre lo he dicho y lo seguiré diciendo ¡¡¡viajar solo mola muchísimo!!!

Me dirigí a Agra, ciudad que tiene el famoso Taj Mahal, se dice que el mejor regalo de amor que se ha hecho nunca. Nada más llegar al albergue donde me hospedé subí a la terraza - bar a tomar algo fresco y ¡¡¡mirad lo que me encontré!!!¡¡¡qué maravilla!!!





















La mejor manera de ver el Taj Mahal es por la mañana al amanecer, porque casi no hay gente y porque ves que cambia de color a medida que sale el sol. Para ello tocó el madrugón de levantarse a las cinco y media de la mañana pero valió la pena





















El Taj Mahal es espectacular pero desde lejos es tan perfecto y hemos visto tantas veces esa imagen que no te llega a sorprender tanto (al menos a mí). Me impresionó mucho más de cerca, teniendo en cuenta que es todo de mármol blanco.








































Dos fotos más del Taj Mahal, una a contraluz donde parece que el edificio desprende un halo misterioso y otra con una típica familia de Sijs. Para el que no lo sepa, los sijs llevan ese turbante porque por motivos religiosos no pueden cortarse durante su vida ningún pelo de su cuerpo y es la forma que tienen de cubrir sus "melenas"







































Algo que me pareció sorprendente es que el mausoleo no tiene ningún tipo de iluminación nocturna ¡¡con lo bonito que podía ser!! La imagen siguiente fue tomada por la noche desde la terraza del hostel y es que no se le ve nada, es como si no estuviese ahí




















La otra gran atracción de Agra es el Red Fort. Antigua fortaleza donde se respira el lujo de una época antigua, aunque hay partes muy en ruínas.







































Desde dentro de uno de los edificios capté esta foto ¿no os recuerda al escenario de una película con héroe de sombrero y látigo?



















Ciertas reminiscencias árabes



















Custodiando el fuerte, me encontré creo que con la persona con las piernas más largas que he conocido nunca, ¿no os parece?































y cómo no, a lo lejos se veía el imponente Taj Mahal





















Espero que os haya gustado

Besos y abrazos a tod@s

Javier

PD: con el Taj Mahal ya he visitado 5 de las 7 maravillas del mundo. Sólo me quedan las pirámides de Egipto y la muralla china.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

¡ QUE ENVIDIA ! VIAJE PENDIENTE, Y, TE DIRE SI LA ODIO O ME ENAMORO

PIRRICHAS

D.Nieto dijo...

Joder Alonso! jaja el reportaje como siempre superb!. Un abrazo. D.Nieto

Destrozaraqueta dijo...

Senhor Alonso, o que falta neste blog é uma entrada com os mágnificos días em Goa (quase a metade da viagem), não vaiam crer os leitores que foi todo suor e estrés!